De un año en el castillo.

Hoy cumplo un año de trabajo en Ediciones Castillo y aunque en ocasiones me siento como en el calabozo o encerrado en la torre del castillo he tenido muy buenos momentos (y también muy malos), he conocido a mucha gente, he aprendido mucho de la editorial y me han llegado muchas cosas o experiencias que enriquecen mi trabajo. Entre tragos amargos, buenas horas de comida con los amigos y los horrendos temblores que he tenido que soporta en el piso nueve (que miedo), se que esta etapa no será para siempre, la disfrutaré (como pueda) pero esperaré impacientemente para cuando pueda dedicarme enteramente a mis proyectos personales y a dar clases.

Agradezco a mis amigos y a mis enemigos en esta realidad alterna, en este pequeño universo ajeno al mundo exterior llamado “oficina”.

Nota: En esta foto algunas de las personas con las que trabajo, son sólo una pequeña parte.

Anuncios

  1. maketomorrow

    Querido Miguel, ha sido un placer poder convivir en este tiempo contigo. Si bien nada es para siempre, las personas sí van dejando huellas. Quién sabe… tal vez te esperan muuuuchos años más en Castillo (entra música de Psycho, de Hitchcock)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s